sábado, 28 de octubre de 2017

La Bandolera. Epílogo

El grito de Jacqueline provoca que Arturo corra hacia la casa, sin embargo, es interceptado por Luna Roja y el señor Herman.
―¡Está sufriendo! ―protesta el hombre.
―¿Y crees que no lo sé? ―interroga el indio―. Yo tengo tantas ganas como tú de ir a verla, pero el doctor Johnson está con ella, además Anne y la señora Rangel la acompañan.
―Es lo normal en estos casos, Morgan ―indica Robert Herman―. Yo estaba como tú cuando nació mi pequeña.
Un nuevo grito, más extenso que los anteriores, y luego se hace el silencio. Los tres hombres se miran asustados. El llanto de un bebé. La emoción invade sus rostros.
―¡Ya nació! Mi hijo ya nació ―exclama lleno de júbilo el vaquero.
Pocos minutos después, aparece la señora Rangel anunciando que el nuevo padre puede ir a ver a su esposa. Habían tenido que sacarlo de la casa pues cada dos segundos golpeaba la puerta del dormitorio donde se encontraba Jacqueline, lo que colocaba más nerviosa a la primeriza madre.
El niño es muy parecido a su padre, solo que sus ojos son verdes como los de su madre. Arturo acuna a su bebé y se acerca a la cama donde su mujer ya está en calma.
―Es hermoso ―le dice él.
―Se parece a ti.
―Tiene tus ojos.
El hombre se agacha y la besa. Ella cierra los ojos, está cansada.
―Duerme ―le dice él.
Dos golpes en la puerta.
―Pase ―dice Morgan.
Luna Roja aparece ante ellos.
―¿Puedo pasar? ―pregunta el hombre.
―Claro.
Arturo Morgan le enseña a su hijo, al que el hombre toma en sus brazos.
―Es un bello niño.
―Sí, hermoso ―declara el orgulloso padre.
―¿Cómo te sientes? ―inquiere el indio a la joven madre.
―Muy bien, gracias... papá.
Luna Roja cambia de expresión en una milésima de segundo. Ella sonríe al darse cuenta que no se equivocó.
―Era sumar dos más dos, ahora lo entiendo; aunque para ser sincera, me gustaría saber por qué abandonó a mi mamá. Y de paso a mí.
―Yo no abandoné a ninguna de las dos. Es una larga historia. Resumiendo, te puedo contar que con tu mamá nos casamos en mi tribu y cuando ella estaba embarazada, la arrebataron de mi lado y se la llevaron.  Poco después se casó con Smith. Cuando él se fue, yo me acerqué a ustedes para cuidarlas, pero Jessie nos amenazó con contarte la verdad, fue tan dura, que tu mamá fue incapaz de volver a levantarse.
―Debieron decírmelo.
―Habríamos hecho todo para evitarte ese sufrimiento.
―¿No te importaba que yo llamara “papá” a otro?
―Se me clavaba un puñal en el corazón.
Ella se sienta en la cama. Arturo le quita el niño de los brazos y Luna Roja se sienta al lado de su hija y la abraza.
―Yo hubiera callado toda la vida, con tal de evitar que sufrieras por mi culpa, pero de haber sabido que lo comprenderías, te aseguro que te lo hubiera dicho antes.
―Gracias por estar conmigo.
―Gracias a ti por dejarme ser tu padre.
Arturo agradece a la vida haber conocido a una mujer como Jacqueline. Ahora entiende por qué la vida lo hizo esperar tanto, era porque le tenía preparada a la mejor mujer del mundo.
Poco rato después, Luna Roja abandona la habitación y la joven cierra los ojos cansada. Arturo contempla a su hijo y a su mujer. Se ven muy plácidos. Con su dedo, acaricia la mejilla de su esposa.
―Te amo, mi bandolera favorita ―susurra―. Robar mi corazón fue lo mejor que pudiste haber hecho, pues ahora me has recompensado con un hijo maravilloso.
Jacqueline abre los ojos apenas.
―Disculpa, me dormí, ¿me hablabas?
―No, mi bandolera, duerme tranquila, yo cuidaré de ustedes.

Ella sonríe y vuelve a dormir segura del amor de Arturo Morgan, el hombre que la cautivó en cuanto la miró con esos profundos ojos negros y al que está segura, jamás podrá dejar de amar.

FIN


**Muchas gracias por acompañarme en esta nueva aventura, espero que les guste el final y que me sigan acompañando. Disculpen si no contesto todos los mensajes, pero el tiempo no me da para todo. Un abrazo y a quienes no me siguen en mi grupo de Las Presionadoras les dejo el enlace https://www.facebook.com/groups/presionadorasdefreya/?ref=group_header para que se unan y puedan saber todas las novedades que se vienen. 
**NOS VEMOS EN OTRA AVENTURA 💓