martes, 26 de marzo de 2013

Mar de los Muertos




 Clau caminaba al lado de Damon; junto a Diego, viajaban por el mundo de los mortales, llevaban su perfección más allá de los límites permitidos a ellos. Era peligroso estar allí, lejos de su tierra. Pero a ellos no les importaba.
Cuando llegaron a la
orilla del Mar de los Muertos, algo dentro de ellos se estremeció. Mar los contactó. Uno de los de su especie, Ángel, había robado algo preciado para él y ellos debían recuperarlo.
Se negaron, no irían en contra de uno de los suyos, pero en un rápido movimiento, Mar se apoderó de Clau, llevándola lejos, a las profundidades del mar. Solamente la vuelta de Lilith haría que él devolviera a Clau.
Damon y Diego recorrieron las más lejanas y extrañas tierras buscando a Lilith y Ángel, para recuperar a su amiga y amor secreto de ambos.
Mientras tanto, Clau, prisionera de Mar, conocía una nueva faceta de ese ser, que a simple vista parecería un ser despiadado y orgulloso, conocía al ser que la protegía y cuidaba con esmero y dedicación.
¿Qué pasaría una vez que Lilith volviera? ¿Querría Clau volver con sus entrañables amigos? ¿Dejaría al único ser del que ella se había enamorado? ¿Él, dejaría de amar alguna vez a Lilith? ¿O era solo un capricho por su orgullo herido? 




FREYA ASGARD

lunes, 25 de marzo de 2013

Extraño destino (Sinopsis)









  


Cada noche era lo mismo, la misma pesadilla me seguía: Yo, vestida como una dama antigua, cabalgando a todo galope casi al anochecer. Un disparo asusta a mi caballo que me bota. Un hombre de aspecto imponente me lleva a un calabozo gritándome que soy una vil ladrona, una intrusa en sus tierras. Con una escopeta me amenaza para hacer que le diga quién era y qué hacía allí. Yo solo digo que escapaba. ¿De quién? No lo sé. ¿Por qué? Mucho menos. Y cuando el sale, dejándome sola en esa mazmorra fría, húmeda y en completa oscuridad, despierto, empapada en sudor y llena de miedo.
Las cosas no iban mejor en mi vida real. Llevaba dos meses sin trabajo, por lo que cuando me llamaron de las Empresas de Benjamín Roldán, no me hice de rogar; aunque al verlo frente a mí, en la última entrevista para acceder al trabajo de Secretaria Gerencial, me arrepentí. Él era el hombre de mis sueños. ¿Serían una premonición, una visión del carácter imponente, orgulloso y cruel de mi futuro nuevo jefe?




Freya Asgard

Angel Caído




Ella se sintió empequeñecida, el ángel, su ángel, la llamaba desde la altura, para escapar juntos.
No podía ser de otro modo, después de tanto tiempo y de tantos escollos, estar con su ángel era lo único que quería. Ella abrió los brazos, pero antes de subir, Mar, celoso del amor de ambos, intentó detenerla, retenerla, formando con las olas una prisión poderosa. Ángel y Mar luchaban por la bella mujer que amaban. Lilith no sabía qué hacer, cómo llegar a su ángel para ir con él a descubrir nuevos y hermosos mundos.
El amor fue más fuerte y Lilith, con ayuda de su Ángel, subió a las alturas, dejándose llevar. Lo que él quisiera de ella, se lo daría. La envolvió con sus alas.
Mar enfurecido y embravecido no podía competir con Ángel. Se vengaría, claro que lo haría, un día, ambos pagarían el daño que le causaron.
Lilith, envuelta en el corazón de alas blancas de su Ángel, recordó cómo llegó hasta este punto, a dejar su mundo de sirenas para entregar su cuerpo y alma a un ser de aire, tan distinto a ella y tan igual. El amor los hacía uno. Una unión eterna que nadie podría romper.
Esa relación, que empezó con solo una visita a la superficie, en noche de luna llena, escapando de Mar, su dueño y captor, dejaría a Lilith anhelante de una nueva vida, fuera del océano, con aquel ser mágico de bello rostro y hermosa mirada, recorriendo extraños horizontes y nuevos mundos, hasta ahora negados para ella. Por ello es que ahora, libre de las ataduras de Mar, dejaba que su mente divagara en los recuerdos…

Freya Asgard